Los 144,000 Señalados

Por: Diácono Israel Hernández Martínez



Muchas ideas y puntos de vista existen entre diversos grupos religiosos sobre quienes son los 144,000 Señalados. A través del presente artículo demostraremos mediante las Sagradas Escrituras la verdad al respecto. Antes de continuar, le recomiendo que lea el capítulo 7 del Apocalipsis para una mayor comprensión del tema.

ORIGEN DE LOS 144,000 SEÑALADOS.

Analizando Apocalipsis 7:1-4, encontramos que cuatro ángeles que estaban sobre los cuatro ángulos de la tierra, detuvieron a los cuatros vientos para que no soplasen sobre la tierra, ni sobre la mar, ni sobre ningún árbol. Y cuando esto sucedía otro ángel teniendo el sello del Dios vivo inició el señalamiento de los siervos de Dios. El Apóstol Juan oyó el número de los señalados: ciento cuarenta y cuatro mil de todas las tribus de Israel.

En el lenguaje profético “vientos” representan “guerras”. (Jeremías 25:32; Daniel 7:1-2).

Así que los 144,000 fueron señalados durante un tiempo en que no hubo violencia ni guerras sobre la tierra.

¿QUIÉNES SON LOS 144.000?

Apocalipsis 7:3, nos lo dice claramente: “...los siervos de nuestro Dios...”. Los 144,000 son personas que obedecen la voluntad de Dios, son sus “siervos”.

¿DE DÓNDE PROCEDEN?

“Y oí el número de los señalados: ciento cuarenta y cuatro mil señalados de todas las tribus de los hijos de Israel” (Apoc. 7:4). Los 144,000 fueron señalados de las 12 tribus de Israel, son judíos carnales. En los versos 5 al 8, el apóstol Juan escribe que son 12,000 señalados por cada tribu, haciendo el total de 144,000.

Sólo judíos conforman este selecto grupo de señalados.

¿CUÁL ES EL SELLO QUE RECIBIERON?

Leyendo el versículo 3 encontramos que fueron sellados en sus frentes. Apocalipsis 14:1 nos dice: “Y miré, y he aquí, el Cordero estaba sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de su Padre escrito en sus frentes”.

Así que fueron sellados en sus frentes con el nombre de Dios.

Este sello es el Espíritu Santo, leamos Efesios 1:13, “En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”.

¿CUÁNDO FUERON SELLADOS?

Conforme a la profecía de las 70 semanas de Daniel capítulo 9, este sellamiento se inicia con el derramamiento del Espíritu Santo el día de Pentecostés (Hechos capítulo 2) en el año 30 de nuestra era, y concluye con la muerte de Esteban en el año 33 (Hechos capítulo 7).

Jesús fue enviado únicamente “a la casa de Israel” (Mateo 15:24), y les ordenó a los apóstoles que hicieran lo mismo (capítulo 10:5,6). Cuando los judíos mataron a Esteban, tapaban sus oídos para no escuchar sus palabras, de esta forma estaban rechazando el mensaje de la salvación. (Lea Hechos 13:44-48).

CARACTERÍSTICAS DE LOS 144,000.

Lea Apocalipsis 14:1-7. Ahí encontramos las siguientes características de los 144,000:

1.- Sólo ellos pueden cantar el “cántico nuevo” (verso 3),
2.- Son Vírgenes (verso 4),
3.- Fueron comprados de entre los hombres por primicias para Dios y el Cordero (verso 4). ¿EXISTÍAN LAS 12 TRIBUS EN ESE TIEMPO?

Este es uno de los puntos que utilizan algunos movimientos religiosos para descartar el origen israelita de los 144,000 y apropiarse ellos el sellamiento.

Veamos que nos dice la Biblia. Cuando Jesús era niño fue reconocido como el Mesías por una mujer israelita de nombre Ana, la cual era de la tribu de Aser (Lucas 2:36-38). Pablo al presentarse ante Festo y el rey Agripa, les dice: “A la cual promesa nuestras DOCE tribus, sirviendo constantemente de día y de noche, esperan que ha de llegar...” (Hechos 26:7). Y el apóstol Santiago dirige su epístola en el año 60 D.C. a “las doce tribus que están esparcidas...” (Santiago 1:1). Con esto queda demostrado la existencia de Israel con sus doce tribus durante el inicio de la predicación del evangelio.

¿FUE POSIBLE REUNIR 144,000 EN UN PERÍODO DE TRES AÑOS Y MEDIO?

¡Claro que sí! Después de la ascensión de Jesús a los cielos, la Iglesia estaba compuesta por 120 personas (Hechos 1:13-15). El día del Pentecostés Pedro predicó a los israelitas que habían ido a Jerusalem de todo el mundo, convirtiendo ese día a 3,000 personas (Hechos 2:41,47). Mas tarde fueron agregados otros 5,000 creyentes (Hechos 4:3-4). Tanto había crecido la iglesia que Hechos 4:32 dice que eran “una multitud”; y continúa el testimonio bíblico: “Y los que creían en el Señor se aumentaban más, gran número así de hombres como de mujeres” (Hechos 5:14).

CONCLUSIONES.