La Cena del Señor


DESDE el 8 de abril que inició la Semana de Oración comenzamos a prepararnos para el día 14de nisán; con las predicaciones se fue fortaleciendo nuestro espíritu, cada uno se examinó para ser dignos de los emblemas su sangre y su cuerpo representado en el vino y el pan. También en el aspecto material la Iglesia se preparó, se agradece la participación de todos los que ayudaron en limpieza, pintura y mantenimiento de las instalaciones, las mejoras al altar en cuanto a la ley y el zoclo, todo lució muy bien.

El día jueves nuestro Dios nos permitió conmemorar 1 año más de la Cena del Señor con la cual anunciamos su muerte hasta que Cristo venga, junto a toda la congregación fue motivo de fiesta y júbilo ya que se notó el entusiasmo de todos los hermanos al presentar cada una de sus participaciones, la dedicación con que se esforzaron para dar lo mejor a nuestro Dios.

En cada nota y cada melodía se sintió el deseo de querer alabar a nuestro Dios desde el niño hasta el anciano, lo invito hermano a que continuemos expresando cada sábado esa gratitud a nuestro Dios.

Nuestro reconocimiento a la Fraternidad Infantil Cristiana “Levi”, a la Fraternidad Juvenil Cristiana, a la Fraternidad Femenil “Hijas de Jerusalem” y a la Fraternidad de Varones “Eben-ezer”, al ministerio de música conformado por la Hermana Mariella Castillo Castillo, Hno. Eliseo Castillo Santos, Hno. Abraham Hernández Gutiérrez y Hermanita Abigail Hernández Gutiérrez esta última apoyó con la elaboración de los distintivos y así a todo lo que implica desde el ornamento, programas, etc. Y una mención especial a nuestro Pastor y Ministro Israel Hernández Martínez por su excelente predicación que inicio con la remembranza de la Pascua del pueblo Judío en la salida de Egipto y la institución de la Cena por nuestro Señor Jesucristo aquella noche del 14 de Nissan cuando repartió el pan y el vino y lavó los pies de los apóstoles.

A pesar de esta pandemia que no cede, la Iglesia celebró con respeto y fe la toma de los emblemas los cuales fueron de manera habitual ya no con las restricciones del año pasado y de esta forma logramos una mayor consagración para nuestro Dios.

Damos gracias también porque nuestras hermanas en Cristo: Libertad Santos y Tayde Reynoso se han integrado a la membresía de la Iglesia siendo ya 30 bautizados participantes de la Cena del Señor, ¡Que el señor las bendiga! Por la mejor decisión que han tomado en sus vidas.

Sin duda una noche muy especial que no olvidaremos, lo inesperado: La foto del recuerdo cuando el Hno. Ministro pidió que se acomodaran 2 bancas encontradas frente el altar resaltando a los pilares de nuestra Iglesia: Los Ancianos a los cuales todos rodeamos como unos hijos, pedimos que cada alma invitada que haya participado de este culto desee congregarse y saber más de la palabra de Dios.

La asistencia fue de 53 adultos y 10 niños terminando a las 9:30 pm.

Fraternalmente.

 Hermana María Silvia Gutiérrez de Hernández 

    maranatha                                                                                             edición anterior